¡HAZ TU PROPIO Y SENCILLO INVERNADERO EN CASA CON COSAS DE CASA! (Niños y adultos)

Por Silvana de Prado

¡Hacer un pequeño invernadero en casa es muy sencillo!. Solo necesitas: 1) Una caja de zapatos 2) Papel de rollo transparente (el de los bocadillos) 3) Unas buenas tijeras 4) Pegamento o cinta adhesiva 5) Tierra y semillas de lo que queráis cultivar. (Ahora esto ya lo venden en supermercados algo grandes).

1. Coged la tapa y dibujad por el envés un rectángulo de menor tamaño que el de la tapa para hacer la ventana por donde entrará la luz. (Ver imagen). 2. Recortad por la línea dibujada. (A veces la caja es algo dura y para empezar a recortar basta con clavar la punta de la tijera en el primer punto por donde empezaréis a cortar. Si lo fueran a hacer solo adultos y tuvieran un cúter el acabado sería todavía mejor) 3. Cortad el papel transparente calculando que os queden por lo menos un par de centímetros para la zona donde vais a aplicar el pegamento (o, en caso de no tenerlo, la cinta adhesiva). Recordad que la película transparente la vais a pegar por el revés de la tapa de la caja, para que no se vea desde fuera. Ver imagen. 4. La base de la caja hay que recortarla en descenso como se puede ver en la foto. Para así lograr esa inclinación que favorecerá la recepción de la luz y el Sol (si sale); la insolación que favorecerá que germine lo que sembréis. 5. ¡El invernadero ya está listo!. Colocad la tierra o sustrato universal, dentro de la caja. Rellenad hasta algo más mitad de la misma (sin contar la tapa). 6. Echad en la mano un puñadito de semillas e id soltándolas sobre la tierra (procurando que haya distancia entre ellas). 7. Cubridlas con algo más de tierra; una capa de un centímetro aproximadamente es suficiente. En este caso, una cuchara sopera, por ejemplo, sería una buena ayudante. 8. Finalmente, regadlas más bien humedeciendo, que el agua llegue hasta las semillas. ¡Importante no encharcar!. Colocad la tapa, dejadla al pie de una ventana en la zona más luminosa de la casa ¡y a esperar!. Las semillas que salgan adelante germinarán y pronto veréis cómo comienzan a salir los brotes. Dejadlos crecer un poco y ya están listos para trasplantar con cuidado a una maceta. O para cultivar directamente en la huerta, en el campo, si es que se tiene. Y si se tiene pero aún no se puede ir mantened lo sembrado en la maceta con su riego periódico ¡y una ilusión más para cuando acabe el confinamiento!.

superficie

fondo

final

 

Silvana de Prado

 

*

Autor: Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. La pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte... ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¿Estás en facebook? ¡Mi blog "Maestros contra el Mundo Moderno" también!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s