CÓMO ENTRAR, ESTAR Y PERMANECER.

Últimamente me han escrito maestras y profesores que han tenido que estar en aulas donde ha habido algún positivo en coronavirus y que no se han desinfectado con esos equipos específicos que hemos visto en tantas ocasiones en las noticias, tipo ébola, desinfectando cualquier espacio… No escolar, no educativo. (¿Por qué el Burguer King, el Lefties…Sí?). Y otras y otros, que siendo tutores o tutoras, Sanidad (o Sanidad en distintas comunidades autónomas), no los consideran “contactos estrechos” con el alumno que ha dado positivo en coronavirus. ¡Manda carallo!. Con el alumno que han trabajado Estrechamente por y a pesar de un montón de protocolos que nos están haciendo cumplir y que cumplan los chavales. Entonces, si cuando aparece un positivo en un aula de Primaria a las autoridades no les está siendo tan fácil reconocer al tutor como contacto estrecho (para hacerle la pcr y/o enviarlo para casa si fuera necesario) entonces lo mejor en esta situación será NO acercarse a los niños cuando no los entiendas o no los escuches bien por su potencia de voz y/o las mascarillas y que se corrijan a sí mismos (y aunque aún no sepan hacerlo) porque no eres contacto estrecho, ERES SU CONTACTO MÁS ESTRECHO EN EL AULA Y EN LA ESCUELA. Las familias deberían saber lo que nos estamos jugando por seguir dando clase en las condiciones que esperan y la escasa preocupación de Sanidad y Educación por quienes tienen mayor contacto con sus hijos un buen número de horas al día. Y, bueno, de esto que acabo de decir se deduce la también escasa preocupación por la seguridad de sus hijos. (Luego, vemos en las noticias cribados gratis aleatorios a mazo entre ciertos grupos de población o pueblos que parecen elegir aleatoriamente y no por número de contagios). Pero pcr para estos carceleros rasos que hemos pasado a ser los maestros dentro de este experimento…Buff. Hay que estudiarlo bien estudiado desde arriba, ¿eh?. (!?). Qué. Asco. Cuando toca protegernos a nosotros y a nuestro alumnado de este experimento lleno de errores, fugas y estropicios… Ni desinfección del aula, ni prueba pcr, ni aislamiento ni hostias; principalmente para no pocos docentes actualmente en situación incierta gracias a nuestras ·autoridades sanitarias y educativas”. Aún así siguen en el frente y en primera línea. Porque no van a dejar a sus niños o jóvenes solos ante este plan por veces poco claro, por veces bastante siniestro. Da igual lo que estén peleando los Equipos Directivos de cada centro educativo por nuestra seguridad cuando aparecen positivos en covid. Hace meses que se adjudicó que a la vuelta, a partir de septiembre, sería así caiga quien caiga. Nuestra vida y la de nuestro alumnado vale tanto o más que la de los burros del “gabinete de expertos” de Sanidad y de las sanidades de las distintas regiones de nuestro país. En marzo, ni tiempo nos dieron para abandonar las aulas más que con un libro bajo el brazo. La OMS es, por lo visto, quien dice ahora esto y ahora lo otro. Quien parte la pana. Nuestros gobernantes meros títeres. Vergüenza tenía que darles. El lunes a clase ahí al mogollón otra vez. (Por ejemplo, el informe de datos oficiales emitido por la Consejería de Educación de Galicia este viernes 27 de noviembre, actualizado hasta el jueves: MIL CIENTO SEIS POSITIVOS EN LOS CENTROS EDUCATIVOS con solo 51 aulas cerradas y 2 centros clausurados). Así que para todos estos y todas estas docentes que se encuentran en esta primera línea ya al designio de los dioses, víctimas del desgobierno y la cutrez e inoperancia mayúsculas, algunas de nuestras mejores celadas históricas. ¿Dónde se pueden contemplar? ¡En el Alcázar de Toledo, Museo del Ejército!

Silvana de Prado