LA LUCHA CON EL DRAGÓN (FORMACIÓN DEL PROFESORADO V)

“Jorge y el dragón” es uno de estos libros que siempre tenemos en nuestra Biblioteca de Aula. Es un libro atractivo por su texto y sus ilustraciones que suele ser elegido para leer principalmente por los niños ¡por esto de liberar a la princesa!. Es un libro pedagógicamente interesante pues nos brinda la oportunidad de acercar al alumnado a una de las leyendas más importantes y apasionantes de nuestra tradición medieval europea: “San Jorge contra el dragón”. Hace poco, además, reflexionábamos en nuestro blog sobre la importancia de la formación integral del profesorado en todas sus dimensiones (física, mental, emocional y espiritual). Una formación completa y permanente que en realidad le debería que interesar a todo adulto. No os perdáis entonces la entrevista que viene a continuación. Una entrevista en la que Antonio Medrano, desde El Aullido del Lobo (www.elaullidodellobo.com), nos ofrece un enfoque más profundo sobre la lucha contra el dragón no solo a nivel colectivo, sino también individual y siempre trascendente.

CADA GRANO DE ARENA CUENTA…¡PARTICIPA!

* El niño tiene que comer * A los niños no hay que tenerlos entre algodones, la infancia es el primer peldaño hacia el mundo adulto * Al nini ni agua * En casa se educa, en la escuela se enseña * Los niños deben asumir pequeñas responsabilidades en las tareas de la casa * A la escuela se va a aprender * Hay una ética y una estética que tanto padres como maestros debemos transmitir. Ser y Estar * Hay que saber decir NO y mantenerlo * “Hágale un regalo al maestro y al conjunto de la sociedad: Regálele límites a sus hijos”. (El niño sin límites será débil, infeliz y tenderá a la delincuencia). Nunca olvides que la pataleta del ahora contribuirá a su bienestar y bienfacer del mañana * ¿A dónde van los niños sin raíces? Al aeropuerto de Heathrow y poco más. A día de hoy no esperes por los libros de texto, que los niños conozcan nuestra cultura y nuestra historia depende de ti * Nada mejor que los niños educándose en el contacto y en el amor por la naturaleza * Ninguna tecnología podrá reemplazar a un buen maestro * Que no te engañen: Innovación no es sinónimo de éxito pedagógico * La formación específica del profesorado es importante, también la integral (cuerpo, mente, alma y espíritu) * Los padres y el conjunto de la sociedad deben respetar al maestro y su labor, a la escuela y su valor *

profeyo

¿TIENES ALGÚN ARTÍCULO, ALGÚN ENLACE O ALGUNA EXPERIENCIA PEDAGÓGICA TRADICIONAL QUE TE GUSTARÍA COMPARTIR EN NUESTRO BLOG?

Si es así y quieres colaborar con “Maestros contra el Mundo Moderno” escríbenos al correo electrónico que viene a continuación:

->>> silvanadeprado@gmail.com

EL QUIJOTE COMO REVULSIVO

Por Gonzalo Rodríguez

(18/04/2016, La Forja y la Espada)

quijote

Quizás como nunca antes este sea el momento en el cual los españoles debamos reencontrarnos con el Quijote… Acercarnos de nuevo a “nuestro gran libro” y hallar en él la clave que nos está faltando. Tanto para entender nuestro destino colectivo como para afrontar el desafío de construirnos como personas verdaderamente libres.

                                                                *

Para quien lea hoy día El Quijote, entre los numerosos temas trasversales que recoge así como más allá del sentido del humor y las cuestiones más evidentes que traslada, muy posiblemente le quedará una sensación como de cierta lástima. También quizás como de oportunidad perdida.

Lástima por ese hidalgo enloquecido que pierde el contacto con la realidad y lástima de esa sociedad mayormente cínica e insensible que lo hace burla.  Una historia en el fondo triste en la que también puede quedar la sensación de oportunidad perdida u ocasión desperdiciada. Tanto para el protagonista como para los personajes que se le cruzan. Porque don Quijote llena su alma con los paradigmas de la Tradición, el Caballero y el Héroe, pero confunde las cosas y no entiende ese lenguaje de leyendas y mitos en su correspondiente sentido simbólico y metafórico, tomándolo por el contrario en sentido literal. Siendo entonces que choca con la realidad y ésta lo tritura y machaca sin piedad. Pero también oportunidad perdida para ese gran número de personajes con los que se va cruzando y que reconociendo la locura del protagonista, hacen burla y escarnio de él sin reparar sin embargo en la gran verdad que pudiera subyacer a su discurso. Siendo entonces que salvo unas pocas excepciones, la mayor parte de ellos caen en la bajeza o la mediocridad.

Es de este modo que el valor de “Gran Relato” que poseen el Mito y la Leyenda, de narrativa evocadora capaz de despertar el alma a las Verdades de la Vida, queda así fuera de juego. Por la locura de uno y por el cinismo de los otros, siendo entonces que la oportunidad de regeneración y despertar que el Espíritu y la Tradición prometen se pierde.

Hay así en todos ellos una falta de Sabiduría a la hora de entender el discurso de la “Caballería Andante”, y es por ello que éste se mal logra. Y es que toda acción en el Mundo que pretenda dar buenos frutos, debe estar enraizada en la Sabiduría…

Debemos entender de esta manera que la clave del Quijote residirá precisamente, en ese valor simbólico y alegórico del lenguaje del Mito y la Leyenda. Lenguaje que no pretende decirnos cómo es la realidad, sino que pretende hablarnos de las “Verdades de la Vida y el Hombre”. Verdades que precisamente por su sentido espiritual, se trasladan con el lenguaje de la Tradición.

A partir de aquí, aquel que sienta la llamada de “las verdades de la vida” más allá de las comodidades burguesas o las preocupaciones mundanas, se sensibilizará con el lenguaje del Mito y la Leyenda y hará suyos los principios de la “Caballería” y la Tradición. Pero no para chocar con la realidad. No entendiendo el mito literalmente, como si fuera posible encontrar dragones custodiando tesoros bajo montañas lejanas. Sino en ese sentido simbólico que le es propio y que da al sujeto las claves espirituales para construirse auténticamente como persona. Esto es, para hacerse señor de sí mismo y Hombre fuerte y libre. Capitán de su propia vida y paladín de un estilo y una ética, que se viven como fundamento esencial de toda sociedad verdaderamente sana.

Del mismo modo, el cínico que en el Mito y la Leyenda no ve más que la divergencia de éstos respecto de la realidad, termina por darlos la espalda como mera fantasía inane haciendo entonces de la más pura mundanidad, su único horizonte de sentido. El cínico se burla así del dragón bajo la montaña, pues sabe bien que en el mundo real dicho y dragón y montaña no existen, y escapándosele la enseñanza espiritual que el Mito y la Leyenda atesoran, queda entonces abocado a la lectura alicorta, mediocre y en ocasiones rastrera de la existencia humana.

Ya sea el Quijote, ya sean los nobles que lo burlan, ninguno de ellos parece entender así cuál es la propuesta de la Tradición y a ambos de algún modo, la realidad termina por machacar. Ya sea ese don Quijote vapuleado por unos y otros, ya sean esos nobles burlones, decadentes y nihilistas, que en la bajeza que muestran con don Quijote, muestran también su fracaso frente a las verdades de la vida.

Es entonces cuando el lector de la inmortal obra de Cervantes reacciona. Siente lástima de todos ellos pero también, una saludable indignación. Pues en su corazón se despierta la rebeldía de saber que él no es así, y que en él no quedará la oportunidad perdida: Ni se volverá loco y verá gigantes donde no los hay, ni dará la espalda al Espíritu y se convertirá en un cínico sin honor ni vergüenza.

Es en ese momento cuando el Quijote se convierte en un auténtico revulsivo para el alma

Pues sin esa “Gran Narrativa” del Mito y la Leyenda, se hace difícil despertar a las verdades de la vida y sin ellas, el sentido último de la existencia en el mundo real termina por perderse. Y eso es precisamente lo que no estamos dispuestos a consentir…

Porque no queremos la vida gris de la mundanidad que como a don Quijote se nos queda pequeña. Y por supuesto no aceptamos el cinismo y mediocridad de esos que se burlan de don Quijote y hacen de dicha mundanidad, su única referencia vital.

Nosotros somos los que leeremos “el Amadís de Gaula” y ni nos volveremos locos ni lo tomaremos como una mera evasión o fantasía vacía. Muy al contrario encontraremos en el lenguaje del Mito y la Leyenda las Verdades de la Vida y el Hombre y desde ellas, nos zambulliremos totalmente en la realidad. Viviéndola con una intensidad que la mediocridad del cínico no puede concebir y que los desvaríos del loco no le dejan alcanzar.  Unos y otros fracasados y alienados en la prueba y desafío de la existencia humana. Allá donde nosotros estamos determinados a triunfar. A ser y vivir de verdad.

Ese es el revulsivo del Quijote. La enseñanza perenne que nuestro tiempo necesita como agua en el desierto y nuestra juventud debe conocer como faro en la oscuridad.

Un camino de Espíritu y Caballería. Un camino que es enseñanza para la forja del alma en la sabiduría y el vivir auténtico y de verdad. Con la existencia como aventura y como empresa.

No cabrá así en nosotros ni la alienación del que toma los Mitos y Leyendas como realidades.  Ni la ofuscación de quien sin entender el valor simbólico y espiritual de la Tradición, la da la espalda como mera fantasía. Viviendo entonces sin más horizonte que la mera vida mundana.

Nosotros no somos así…

Nosotros queremos vivir en serio y de verdad. Por eso nos rebelamos al leer el Quijote y lamentamos la locura de uno y la bajeza de los otros y a partir de ahí, nos decidimos a triunfar donde todos ellos fracasaron

¿Quieres saber más sobre quienes somos, conocer nuestra historia, entender nuestra época? Entonces La Forja y la Espada es para ti. 

 

EL ALFABETO (F)

san_isidoro_panteon_calendario_febrero

 

Antes de que acabe el mes siempre investigamos sobre el que viene a continuación.

Para ello visitamos el Calendario Agrícola del Panteón de los Reyes de San Isidoro de León y trabajamos con los niños unos cuantos dichos de nuestro refranero popular (profundizando en los aspectos que más nos interesen). Ojalá los alumnos puedan contemplar San Isidoro algún día con sus propios ojos… Mientras tanto, en el aula, pueden consultar algunos libros adquiridos por su maestra en la mismísima tienda del templo. 

¡Allá vamos a Febrerillo, el loco!  Aquí os dejamos nuestra selección:

Enero y febrero hinchan el granero.
Enero helado y febrero aguado.
Febrerillo el loco, con sus días veintiocho.
Febrero llovidero llena manantiales y crea tempero.
Si no llueve en febrero ni trigo ni centeno.
En febrero un ratito al sol y un ratito al brasero.
Febrerillo, mes loquillo.
Febrero, cebadero.
Febreruco es loco, unas veces por mucho y otras por poco.
Refranes que no sean verdaderos y febreros que no sean locos, pocos.
En febrero loco ningún día se parece a otro.
Febrero, siete capas y un sombrero.
El mes de febrero lo inventó un casero.
En febrero corre el agua por cualquier reguero.
Febrero, cara de perro.
Por febrero florece el romero.
Febrero, frío o templado, pásalo arropado.
En febrero sale el oso del osero.
Sol de febrero rara vez dura un día entero.
Si hace un buen febrero malo será el año entero.
Siempre se vio en febrero lo contrario que en enero.
Cuando febrero no febrerea marzo no marcea.
Si truena en febrero mal agüero.
Nieblas en febrero, abril llovedero.
Febreros y abriles los más viles.
Si en febrero caliente estás por Pascua tiritarás.
Febrero, gatos en celo.
Si más días tuviera febrero no quedaría ni gato ni perro.
Mal para cuerpo y bolsa si en febrero ves a la sombra el perro y en mangas de camisa al jornalero.
Nieve antes de marzo, oro blanco.
Árbol que podo en febrero tendrá fruto duradero.
Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda?.

 

*

 

FORMACIÓN DEL PROFESORADO (I)

El buen maestro seguirá la corriente relativamente o incluso podrá llegar a nadar contracorriente. La bibliografía que se nos ofrece en la facultad es escasa y hay materias que se han ido dejando a un lado en los planes de estudio. Así ha sucedido, por ejemplo, con la historia, ¡con nuestra historia!. ¿A dónde va un niño sin saber de dónde viene ni a dónde va?.

¿Os acordáis de aquella tan bella como enigmática mujer de aquel retrato anónimo que se asomó por aquí recientemente?…

20161004_212249

MARÍA PITA (Defensa de la Coruña en 1589). (Entrega inmediata en Librería Arenas o a través de su web: http://www.libreriaarenlibreriaarenas). Recomendado no, ¡lo siguiente!.

Este es un ejemplo de búsqueda e investigación por las librerías de lo que no se nos ha enseñado en la facultad con el fin de saber más sobre nuestra historia local, regional y nacional. Nosotros sabremos más y, en consecuencia, nuestros alumnos también. De hecho, a pesar de su corta edad en este caso llegarán a saber más al respecto que la mayoría de sus padres…

EDUCAR EN EL AMOR POR LA NATURALEZA

20161001_201448

Para educar en el amor a la naturaleza además de los conocimientos que les brindamos en clase debemos favorecer el contacto con ella siempre que sea posible (ya sea trayendo la naturaleza al aula, ya sea yendo nosotros a su encuentro). Teniendo en cuenta como son los centros educativos en los que damos clase la mayoría de nosotros nos centraremos en el mundo vegetal por ser el que nos ofrece el mayor campo de acción fuera del aula; con el mundo animal nos guía el mismo espíritu aunque nuestras posibilidades son en realidad bastante limitadas. ¡Allá vamos!.

Vivir la naturaleza en la naturaleza

¿A que no es lo mismo hacer la asamblea o contar un cuento en el aula que al abrigo de un árbol? Nosotros enseñamos a los niños el ritmo de la naturaleza y a vivir en armonía con él. Así que nuestros alumnos saben que en ocasiones damos clase fuera, en otoño y primavera (cuando el tiempo lo permite). Es importante elegir el lugar adecuado; nuestra intuición nos guiará si nos conocemos, si conocemos el terreno y conocemos a nuestro grupo. Después, el entorno en el que se encuentre ubicada la escuela será más o menos inspirador. No es lo mismo estar al lado de un parque, rodeados de campos, bosques o montañas que encajonado en medio de bloques de hormigón. De cualquier manera el factor ambiental poco importa cuando sabemos que la mayor inspiración para los niños somos nosotros, los maestros, los maestros y lo que parte de nosotros: la palabra, la voz, el gesto o el ánimo, por ejemplo. (Hay cosas que podríamos saber y hay cosas que tenemos que saber. Esta es una de ellas: el maestro es la inspiración y la vía de acceso al conocimiento en la escuela, no un dispensador de información como pretende la pedagogía moderna). Saben que a veces salen al campo con sus libros y cuadernos bajo el brazo como también saben lo que cultivaremos durante el período otoñal y cuando lo recolectaremos; idem cuando llega la primavera. Se puede hacer una parte en el aula pero luego hay que pasar a tierra. Es muy importante que aprendan a cultivarla con sus propias manos y que se responsabilicen por el trabajo realizado a lo largo de todo el proceso (desde la preparación de la tierra y el germinar de la primera semilla hasta el momento final de la recogida de los frutos). Las tareas y la responsabilidad exigida se adaptarán a la edad de los niños, naturalmente.

De laa importancia de la agricultura en nuestra cultura

La agricultura es una forma de conocimiento en sí misma y es además una vía de conocimiento ancestral de la que nunca nos tuvimos que alejar. Incluso los que ya no tienen aldea añoran ahora no tener un terrenito para alejarse del mundanal ruido y poder cultivar. Nosotros facilitaremos que no se rompa ese vínculo dándole un nuevo impulso en las ciudades y fortaleciéndolo en las zonas rurales, en las afortunadamente sigue vivo .

¿Qué cultivamos, qué trabajamos?

Trabajamos en real, trabajamos nuestra tierra y tenemos que seleccionar bien lo que queremos cultivar dependiendo del lugar. No trabajamos la tierra de Namibia, por poner un ejemplo. Que antes de plantar la primera coliflor ya nos están mandando un correo de tal o cual plataforma para que plantemos cultivos del mundo. Conocer la localidad o la comarca en la que damos clase (sus cultivos, costumbres y tradiciones) puede ser un buen punto de partida tanto para el trabajo en el aula como en la huerta. El Magosto o los Mayos…imperdibles. Una pena que ya solo los celebremos de forma aislada en las escuelas de algunas regiones de España.

Entonces los recursos importantes realmente están más cerca de lo que pudiera parecer, solo debemos permanecer atentos y aprovechar la oportunidad…