¡ESPECIAL *SEMANA DEL LIBRO*!

libro

Aunque leemos todos los días en clase durante las vacaciones les mando leer un libro… ¡Y encantados!. Unas veces pido el mismo título para todos y otras pueden escoger entre diferentes libros, dependiendo de lo que busque luego (a la vuelta, en la puesta en común en el aula). En este caso tocó el Surtido Cuétara (como lo llamo yo) y cada familia pudo elegir con ellos entre distintos títulos, temáticas, niveles y editoriales diversas en las librerías del barrio. Es el libro que han estado leyendo durante la Semana Santa, cuya tarea en casa acabará completando una pequeña  ficha de lectura, con el dibujo de algo que les llamara la atención o les gustara. A todo color. ¿Por qué trajeron ya algunas toallas? ¡Las toallas!. Porque es la Semana del Libro y cuando mejore el tiempo podrán salir con ellas al exterior y compartir así algunos fragmentos escogidos de sus libros con los niños de otras clases. ¿Podéis ver el Mapa del Tesoro? Es una actividad de Plástica en la que estuvieron trabajando en las dos últimas sesiones, en las dos últimas semanas. Fue una idea que surgió de algunos de ellos y me pareció interesante. (En el primer trimestre había atracado en nuestro puerto la réplica de la Nao Victoria y yo les había puesto un vídeo corto sobre su historia en Ciencias Sociales. Unos pocos tuvieron la suerte de ir a verla con sus padres al puerto y todos la hicieron en clase conmigo en plastilina). Cada cual va en su barco y cada cual diseñó su travesía, ¡en la foto podéis ver uno de ellos!. ¿Qué hay al fondo? La flora y la fauna de su entorno, el Golfo Ártabro, ¡que a ver si ahora los queremos hacer tan cosmopolitas que no veas lo que saben de especies remotas y no tienen ni puñetera idea de cual es el pájaro que pasa cada día por su ventana!. Dibujos realistas, y con sus nombres, para poder identificarlos, respetarlos y vivir su propia aventura con ellos en la naturaleza. Ahí se pueden acercar en tiempos libres, que si aprovechan bien el tiempo ¡haberlos hailos!. A la izquierda está indicada la biblioteca, con texto y pictograma para que sea accesible para todo el alumnado (Retraso o desfase en la lecto-escritura, TEA -Trastorno del Espectro Autista- Déficit visual… No siempre tengo a todos estos alumnos pero siempre tengo a alguno o algunos de ellos). ¡E igual alguna o alguno de vosotros se pregunta por qué tengo esa bolsa de algodón clavada ahí en el corcho con una chincheta! Por que en Ciencias Naturales y en Valores ando siempre a vueltas con la creación de hábitos de consumo responsable, ¡con las Tres Erres!: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Resulta que en la tienda TEDi, además de otras cosas, puedes comprar material escolar. Unos lápices, unas gomas… Por un euro o poco más, al pagar, ofrecen esta bolsa por un euro. Aún no van solos a la compra ni de compras pero poco tardarán, sus familias sí. ¡Son de estas cosas que les comentas a los niños y en las que algunas o bastantes familias te siguen!. Y, bueno, los niños ya van tomando nota. Alguno que otro ya se animará a utilizarla para ciertas cosas, que si una cosa tienen los más pequeños es inventiva y entusiamo a raudales!.

 

Silvana de Prado

 

*

 

Anuncios

CUANDO LA PROFE SACA UN LEMA… ¡Y NOS HACEMOS UNA CAMISETA!

Esta es la camiseta que nos vamos a hacer con rotuladores especiales con el lema que ha discurrido y diseñado la profe en la pizarra: ¡Mola o no mola!?.

cam

Por su importancia, llevamos lo que va de curso  trabajando de forma intermitente la contaminación de las aguas y la contaminación en tierra (monte, riberas y arenales). Prestando especial atención a la forma de consumir, a los residuos inorgánicos y poniendo el foco en las consecuencias que está generando el  plástico en el medio ambiente y, al final de la cadena, en nuestra salud, en nuestras vidas.

Actividad transversal entre Ciencias Naturales, Artística (Plástica) y Valores. (Penúltima fase). Yo la estoy llevando a cabo en 2º de Educación Primaria. (Los rotuladores los pondrá la escuela, las camisetas vendrán de casa). ¡Espero que os haya resultado interesante y habrá quien se anime también!

 

Silvana de Prado

 

*

LAS CESTAS DE OTOÑO

 

¡Preparando nuestras Cestas de Otoño! (Última fase). Actividad transversal entre Ciencias Naturales y Plástica que les encanta. Tras haber seleccionado y recolectado algunas hojas y frutos del Otoño con sus familias los clasifican y organizan en clase conmigo. Y al final llega el momento que más les gusta, el más esperado, cuando hacen sus virguerías con el pincel, ¡es su toque artístico personal!. Todo hecho por ellos y a buen ritmo…¡¡Muy orgullosa de mi tropa de 6 a 9 años!!.

46479581_1938402766456474_3383039052071567360_o

46736788_1938402789789805_2983675731415924736_o

Silvana de Prado

*

*EL MAGOSTO*

46429141_1935052383458179_7432576987471806464_o46423693_1935052506791500_1155960696479940608_o

Mientras unos todavía dábamos clase otros prendían la lumbre o montaban los juegos de esta fiesta tradicional que aún fortalece nuestros lazos, como cada año, como otrora.

¡Cucuruchos preparados para compartir sus castañas con las del resto de los compañeros y con los profes!. Juegos populares tan divertidos como el “Tiracastaña” (en imagen, ¡la boca muy grande pero a ver si atinas desde lejos!) o “El baile de la castaña” (¡que hay que tener mucho arte que no caiga!)… ¡Uno de los mejores momentos del curso, siempre!.

 

Silvana de Prado

 

*

UNA PUERTA AL OTOÑO Y AL SAMAÍN .: ¡EL CÓMO SE HIZO!

Por Silvana de Prado

Antes de ponernos a dibujar, colorear y recortar, hablamos un poco del Samaín; de su significado y protagonistas significativos, de cómo lo hemos venido celebrando hasta ahora en el mundo rural (a partir de fuentes etnográficas y de la tradición oral) y recordamos qué cosas han estado haciendo durante esas semanas en clase y en la escuela por y para el 31 de Octubre . En otras ocasiones ya he apostado por el dibujo, y manual, antes que el dibujo en serie que se descarga e imprime desde el ordenador. ¡Muchas son las ventajas!. La decoración de esta puerta la llevó a cabo el alumnado de “Primer Ciclo” de Educación Primaria a partir de mis dibujos-modelo en la pizarra. ¡Sí, señores y señoras!. El Samaín es una fiesta de Otoño. Por ello, este es su marco. Les dibujo en la pizarra modelos simplificados de hojas de nuestra principal flora autóctona de hoja perenne y hoja caduca (roble, castaño…) y luego les muestro la correspondencia real en las ramas que ellos trajeron. También, de forma esquemática, esbozo para ellos algunos de los personajes y objetos principales que ha venido recogiendo nuestra tradición oral y la literatura en torno a esta fiesta, tan importante en nuestra cultura: las brujas (meigas), los espíritus de las lavandeiras, los duendes (trasno, sobre todo, que es el que más ha trascendido en la cultura gallega. Con su reflejo en la lengua: del niño revoltoso e inquieto se dice que es un trasno, también lo encontramos en la expresión habitual facer trasnadas, hacer travesuras) y la calabaza (símbolo y recipiente del fuego y de la luz). Siempre la he diseñado como actividad transversal entre Ciencias de la Naturaleza y Plástica (recogida de hojas con la familia fuera de la escuela y un par de sesiones en el aula); siempre con muy buenos resultados. Esta fue nuesta puerta a este mundo mágico, fantástico e invisible este curso. ¡Espero que os haya resultado interesante!. Aunque al comienzo siempre les explico qué es el Samaín y qué es el Halloween, como se puede apreciar, al final, la influencia del Halloween es palpable. Es inevitable, está en todas partes. Ahora preparando ya el Magosto, ¡¡nuestra segunda fiesta del Otoño!!, y algo más…

 

45069621_1927392024224215_7191330276478287872_o

 

*

LA NOCHE DE ÁNIMAS O DIFUNTOS (Cuatro microrrelatos de Samaín en el aula)

Por Silvana de Prado

IMG_20181030_135313

No sabemos cómo sucede pero en el Samaín, igual que durante el Carnaval, sentimos una inexplicable sensación de mayor libertad; en todos los sentidos. La imaginación, la magia, lo onírico ¡y hasta el disparate! si encajan en algún momento del año es, precisamente, durante estas fechas. Cada uno de nosotros, y cada niño, parece expresarse de una forma más pura a través de algún rasgo más o menos conocido de su propia personalidad: con una gran belleza, de forma extremadamente divertida, ¿completamente terrorífica? ¡También!… Hoy me enteré, por ejemplo, de que llevaba en mi dedo el anillo del mismísimo Jack Sparrow ¡y no me había enterado! (Estos niños… Jajaja).

“Anoche, en casa, después de cenar y ver un rato la tele, te fuiste a tu dormitorio. Estaba muy oscuro y en silencio. Cuando encendiste la luz ¡encontraste a un duende durmiendo en tu cama!…” ( Mi propuesta para niños y niñas de 6 a 9 años y, a continuación, cuatro de sus mejores microrrelatos que compartiremos mañana durante el día más importante en torno al Samaín dentro del aula. Sin faltas ortográficas, las corregí para facilitar vuestra lectura; conservé, eso sí, su expresión natural infantil ) ¡Ahí vamos! :

« Y me desperté. Y me asusté. Pero descubrí que era muy bueno. Entonces sonrió y me dijo: -“Hola, soy un duende, he salido de un cuento y he acabado aquí. Necesito volver”. Entonces yo le dije: -“Claro”. Y él me dijo: -“Tenemos que encontrar una montaña”. Tuvimos que coger un telescopio para ver la montaña. Cuando la vimos allí estaba el cuento. A mí me dejó entrar. ¡Cuando salí me fui muy contenta a la cama! ».

« Y lo eché. Me dormí y al rato…¡Volvía a estar en mi cama!. Cogí una raqueta y le di en la cabeza. Se quedó en el suelo y se convirtió en un zombi y me quería comer el cerebro. Escapé pero ¡se convirtió en un lobo!. Corrí mucho, me mordió el culo y me dolía mucho y no tenía un ojo el lobo. Llamé a la policía pero…¡ahhh…Se comió a los polis!. Estaba en el bosque y me cagué. Se convirtió en hombre lobo y mi calabaza le seguía. Les di con un bate de béisbol y vino un loco borracho con una lanza. Me disparó pero falló y ese día me cagué aún más ».

« Me asustó mucho y salí de mi habitación. Corrí y cerré la puerta muy fuerte y se atascó. Menos mal. Después me fui al sofá para poder dormir pero al rato siguiente me chupó la cara y me dio un infarto. Y fin ».

« Después abrí la puerta de la habitación y había una sombra. Esa sombra parecía de una bruja. Tenía mucho miedo. Después fui a la habitación de mis padres para ver si estaban despiertos y ya no había nadie. ¿Habría escapado por la ventana? No sé si estarán en la sala. Después vi un zombi que me quería comer el cerebro y tenía cuarenta ojos y un cerebro enano. Llamé a mis padres y estaban como una roca. Después apareció el duende en el baño, estaba robando el dinero escondido. Después apareció un amigo mío y cogí un bate de béisbol y la tapa de la basura. Con mi amigo nos protegimos. Con el kétchup. Y dije: – “¡Aaaahhh!.  Continuará ».

 

Tremendos, ¿¡verdad!?

 

*