Cada grano de arena cuenta…¡Participa!

* El niño tiene que comer * A los niños no hay que tenerlos entre algodones, la infancia es el primer peldaño hacia el mundo adulto * Al nini ni agua * En casa se educa, en la escuela se enseña * Los niños deben asumir pequeñas responsabilidades en las tareas de la casa * A la escuela se va a aprender * Hay una ética y una estética que tanto padres como maestros debemos transmitir. Ser y Estar * Hay que saber decir NO y mantenerlo * “Hágale un regalo al maestro y al conjunto de la sociedad: Regálele límites a sus hijos”. (El niño sin límites será débil, infeliz y tenderá a la delincuencia). Nunca olvides que la pataleta del ahora contribuirá a su bienestar y bienfacer del mañana * ¿A dónde van los niños sin raíces? Al aeropuerto de Heathrow y poco más. A día de hoy no esperes por los libros de texto, que los niños conozcan nuestra cultura y nuestra historia depende de ti * Nada mejor que los niños educándose en el contacto y en el amor por la naturaleza * Ninguna tecnología podrá reemplazar a un buen maestro * Que no te engañen: Innovación no es sinónimo de éxito pedagógico * La formación específica del profesorado es importante, también la integral (cuerpo, mente, alma y espíritu) * Los padres y el conjunto de la sociedad deben respetar al maestro y su labor, a la escuela y su valor *

profeyo

¿TIENES ALGÚN ARTÍCULO, ALGÚN ENLACE O ALGUNA EXPERIENCIA PEDAGÓGICA TRADICIONAL QUE TE GUSTARÍA COMPARTIR EN NUESTRO BLOG?

Si es así y quieres colaborar con “Maestros contra el Mundo Moderno” escríbenos al correo electrónico que viene a continuación:

->>> silvanadeprado@gmail.com

El Rincón del Navegante

Los maestros, además de transmitir el currículum, compartimos nuestros gustos e intereses. 

Esta semana…

¡EL MITO DE LOS ARGONAUTAS!

jason1
No te pierdas la odisea de los Argonautas, liderados por Jasón, en su búsqueda del Vellocino de Oro…

*El Culto a Navia y a Deva*, *Naufragios sin Testigos*, *La Virgen del Carmen (I)*, *Primer Mensaje en una Botella* o *Heracleion * ¡también los encontrarás en El Rincón del Navegante!:

www.rincondelnavegante.blogspot.es

El Solsticio de Invierno en el aula. La confianza y el valor de la espera

Como Almendralejo nos queda algo lejos, lejos del presupuesto, y quizá sus padres no sean de esos atípicos que aprovechan sus días de vacaciones para aparecer por Huerta Montero al alba con la esperanza de poder vivir uno de los fenómenos más mágicos del año, decidimos darles esta sorpresa a los niños en clase. Trabajaron duro durante el otoño y sin ellos saberlo tendrían su pequeña recompensa. ¿Qué decían mientras contemplaban el Solsticio de Invierno en directo?: ¡¡Qué pasada!!. ¿Qué aprendieron? Entre otras cosas el valor de la espera, de la paciencia. Cuando se les introdujo la sorpresa se les dijo que iba a durar cerca de dos horas y había que verles las caras. La confianza. Aunque estaban condicionados negativamente por la duración del evento hasta conseguir la satisfacción mediante la sorpresa confiaban en su maestra, pues es una de sus figuras de autoridad (lo que ellos expresan en términos de afecto). No nos puede sorprender de ninguna manera que reaccionaran así ante una sorpresa prometedora para la tendrían que esperar durante casi dos horas en reposo. Teniendo en cuenta además que el desarrollo del fenómeno es muy, muy lento y que para apreciarlo en toda su magnitud hay que proyectar en el visionado toda la nuestra atención. Vivimos en la sociedad de la falta de tiempo, del sobreestímulo, de lo perecedero, de lo superficial y de lo efímero. (¿Qué se les puede pedir a los niños si la mayoría de los adultos no son capaces de hacerlo o no disfrutan con ello? La retransmisión de este fenómeno ancestral, cargado de simbolismo, fuerza y belleza pasó por el blog y ya me gustaría saber de los casi 500 que somos cuántos lo vieron de principio a fin, o cuántos por lo menos le llegaron a dar al play). No se puede enseñar a amar nada que no se ame, no se puede enseñar a amar nuestra cultura sin predicar con el ejemplo. Bueno, volvamos a clase, pues estos pequeños al final hasta aplaudieron, estaban entusiasmados. El factor tiempo había pasado de ser una suerte de castigo a algo a tener en cuenta, ahora de forma positiva. (“¡Valió mucho la pena la espera, profe!”). Claro que son más conscientes del valor de la espera cuando hay un objetivo próximo o alcanzable o, como en este caso, disfrutar algo tan agradable como un regalo. También es importante aprovechar otros momentos educativos para mostrarles el valor de la paciencia por la paciencia, del hacer cuando hay que hacer y del no hacer cuando no se debe hacer. En definitiva, avanzar por el camino sin prisa pero sin pausa y que al final se dejen sorprender por los frutos de su laboriosidad gracias al movimiento o al reposo. ¡Qué difícil es que tengan el ansia de hacer, hacer y hacer!…(¡Pues tanto o más difícil es que permanezcan sentados en su silla sin hacer nada, nada más y nada menos que pensar, observar o relajar su mente! ).

IMG_20170111_192737_013.JPG

Queridos Reyes Magos:

15625784_236247136808282_2205817480406058012_o

Escribir la carta a los Reyes lleva su tiempo. No solo por las faltas y la expresión sino porque les cuesta entrar en la dialéctica con los Tres Magos de Oriente. Si te descuidas les plantan la lista de juguetes, firman y adiós muy buenas. En la sociedad materialista que vivimos es importante que entiendan que esto no va de vaciar los centros comerciales y que a los Reyes también les gusta que pidamos algo relacionado con nuestra familia, nuestros amigos o con otros miembros de nuestro entorno social más próximo. También es un momento ideal para la introspección y la revisión del año que acaba desde las edades más tempranas: si han ayudado en casaaa, si se han portado bieeen, si se han esforzado lo suficiente en claseee …Luego, los Reyes Magos disponen. (¿¡ Y por qué tengo que poner mi nombre si ya saben quien soy!?¿¡Y por qué hay que contarles si ya lo saben todo!? ¿¡No puedo pedir carbón directamente!?). ¡Saludo y despedida afectuosa, niños! El día en el que escriben “su carta” siempre será un día muy bonito. Todos los niños unidos en torno a una de nuestras creencias más arraigadas, que en estas fechas tan especiales vuelve a mostrar toda su fuerza y  a renovar su energía una vez más. Una creencia que cada niño además siempre hará suya de una manera muy especial. Aunque uno dentro del grupo ya sepa el secreto, aunque lo grite a voces, nada podrá hacer…lo ignorarán, le replicarán o lo mirarán como si estuviera loco. Lo que ellos no saben es que la entrada en el mundo adulto está ahí asomando ya…Unos se resistirán menos y otros más, hay niños que pelearán por conservar su mundo infantil hasta el final. ¿No volvemos acaso de adultos de vez en cuando a rescatar lo mejor de nuestra infancia? Por algo será. No volvemos tanto a por los detalles sino a reencontrarnos con los primeros pasos de nuestra esencia. 

 

La Noche de Ánimas o Difuntos

difuntos

La víspera de esta noche mágica mientras los niños siberianos desafían al hielo con sus baños los nuestros se preparan para el que quizá sea el momento más especial del año en clase, y es en torno al fuego. No podremos pasar esa noche tan especial juntos pero sí traerla al aula con la misma intensidad ese viernes con el que arranca el último fin de semana de octubre, el de Todos los Santos.

La Noche de Ánimas o Difuntos

Los niños deben saber qué van a celebrar. Para ello deberán distinguir lo que es Haloween de nuestra tradicional Noche de Ánimas o Difuntos (precristiana y cristiana). Una de las funciones de la escuela siempre será transmitir los valores y tradiciones de nuestra sociedad así que el deber y el placer es nuestro. Lo que quede fuera a su alrededor pertenecerá entonces al Haloween (en el que participarán más o menos por la presión ambiental pero por lo menos sabiendo ya qué es cada cosa). Ahora hasta ya andan por las casas con lo del “truco o trato”. Nosotros por lo menos podemos explicarles que en España hasta hace muy poco los niños también hacían el puerta a puerta los días previos a Difuntos y que lo hacían para costear los gastos de la misa que se ofrecía en el pueblo (esto está documentado).
Los días previos a la Noche de Ánimas o Difuntos son días especiales, son días en los que lo mágico, lo fantástico, lo sobrenatural tienen una resonancia especial. Son días en los que a los adultos se nos brinda la oportunidad de seguir esa corriente, permanecer bien atentos y aprovechar cada oportunidad para acercar a los niños lo más sorprendente e insólito de nuestra cultura popular. Tú les puedes hablar a los niños de los trasnos en cualquier momento del curso pero si se presenta una situación que dé pie a hablar de ellos lo más probable es que sea siempre por estas fechas. Nosotros estamos más receptivos, ¡los niños también!. Desde luego si hay un momento en el que conectan mejor con el mundo fantástico de nuestro folklore es a todas luces durante estos días. Y esto lo comprobamos año tras año.
Allá vamos, pues. Nosotros siempre les proponemos que creen un cuento o relato. A pesar de que lo hacen por escrito como veremos más adelante este acaba siendo apenas un motivo para la actividad oral final: la transmisión oral siempre fue la vía de transmisión esencial en nuestra cultura y siempre lo será.
En cuanto al contenido es nuestra tarea nutrirlos con lo que se ha contado desde siempre de los principales seres preternaturales en nuestra cultura popular, con lo que nos haya llegado de esos animales vinculados mágicamente a nuestros principales cuentos o leyendas y con los árboles asociados a estos días en los que la vida y la muerte se entrecruzan. También les proponemos escenarios, escenarios de su entorno, lugares que son un tanto especiales. A este respecto quizá sea interesante añadir que nosotros siempre hemos dado clase en escuelas rurales, escuelas que además se encuentran muy próximas a ruinas megalíticas o incluso entre ellas…Es una suerte, al menos para nosotros.

¿Qué sucede en la actualidad con la transmisión de nuestra cultura, hasta la llegada de la Modernidad principal y profundamente rural?

Siendo nuestra sociedad eminentemente urbana y manteniendo unos vínculos muy tenues con el mundo rural, la mayoría de nosotros igual sabemos solo una ínfima parte de todo eso “que se ha contado desde siempre”, “de todo eso que nos tenía que haber llegado”. Para ello sugerimos dos vías de conocimiento: La primera, recoger los últimos testimonios directos vivos a través del relato de los abuelos o incluso bisabuelos, de nuestro entorno más próximo. (Ellos normalmente recuerdan por lo menos lo que les contaban ya sus padres y los ritos, rituales o tradiciones que seguían en su pueblo, aldea o lugar). Se les puede invitar a la escuela para que les cuenten directamente a los niños o también organizar una visita al Centro de Día. (Nosotros ya lo hicimos en varias ocasiones y siempre es muy interesante. ¡La verdad es que de estos encuentros han salido cosas dignas de registro y estudio para etnógrafos, antropólogos o historiadores!. También en la actividad final en círculo, también). Pues en este caso, no es gracias a documentos históricos, sino gracias a estos últimos testigos (transmisión oral) como nos podemos aproximar a cómo nuestros ancestros pudieron entender la vida y la muerte, al parecer tendiendo siempre un puente entre ambas. La segunda, documentarse un poco o profundizar algo más en la materia. (Maestra, maestro, ¿a que nada de esto te enseñaron en Magisterio? Muy probablemente ni de esto ni de los demás contenidos que abordamos en nuestro blog…). Al final del artículo quien quiera ampliar encontrará algunos libros, blogs y enlaces recomendados.

Preguntas y respuestas
Abonando el terreno

¿Quienes son las brujas? (¿por qué van con un gato negro y una escoba?), ¿quienes son los tardos?. ¿Quienes son los “mouros”?, ¿y los trasnos?, ¿y las sirenas?, ¿y los espíritus de las lavanderas?. ¿Por qué la calabaza?. ¿Qué es la Santa Compaña? (¿me pueden hacer algo?), ¿por qué hay cruces en los caminos?, ¿cómo se llama esa mano negra pequeña cerrada que me regaló mi tía?, ¿dónde está mi abuelo ahora?, y tu, ¿”cómo te quieres enterrar”? ¿por qué el ciprés? (¿por qué siempre hay cipreses en nuestros cementerios?), ¿por qué vamos todos al cementerio justo ese día?, ¿Por qué he soñado con un lobo?, etc.
Algunas de estas preguntas las hacemos nosotros para saber lo que saben. Otras las formulan ellos espontáneamente o levantan la mano para contar algo personal sobre alguna de esas cuestiones. (Esta es una pequeña muestra de los elementos que suelen salir entre lo guiado y lo espontáneo). Como podéis comprobar todas estas cuestiones ponen sobre la mesa los distintos elementos tradicionales de nuestra cultura en torno al mundo preternatural y a la muerte. Hay mucho por donde tirar aunque no siempre dispongamos del tiempo que nos gustaría para profundizar en todos y cada uno de ellos (por necesidades del currículo y tan pocas horas de clase). Bueno, también hay que matizar que dependiendo de su edad, de su interés personal y del interés familiar por transmitirles nuestra cultura, sabrán más o menos de cada uno de todos estos clásicos que nunca han dejado de conectarnos con el mundo preternatural y sobrenatural. Que algunos de estos seres son fenómenos genuinos de nuestra tradición ibérica (algunos de ámbito local) y que otros aparecen también en las distintas tradiciones de los pueblos Europa bajo otro nombre o con algunas diferencias (aunque lo sustancial no varía y eso nos permite identificarlos claramente).
En cuanto a la forma este relato lo hacen con pauta y portadilla con título e ilustración, ya desde 3º de Primaria. Si usan cartulina al doblarla ya le van dando forma de libro. En cuanto a las cuestiones del lenguaje resuelven sus dudas consultando el diccionario, pudiendo preguntarnos lo que no encuentren. Antes de dar por finalizado su trabajo lo revisarán bien, en educación esto quiere decir “las veces que haga falta”. Por sencillo que sea el relato tiene que estar bien explicado y las faltas deben ser corregidas debidamente. Los resultados de los cuentos de los niños de 3º no van a ser los mismos que los de los de 6º, obviamente. También comentar que al final algunos de estos relatos se presentarán al concurso a nivel de centro, aunque nosotros siempre damos un segundo premio a nivel de aula.

El círculo mágico
Recogida de frutos

Después de una semana muy laboriosa y llena de misterios llega el último día de clase antes del puente de Todos los Santos. Ha llegado el momento de compartir sus cuentos con sus compañeros. Están nerviosos, ¡siempre se ponen nerviosos!.
Se sientan en círculo y apagamos la luz. Encendemos la vela que guarda la calabaza situada en el centro del círculo. (En los días anteriores ya les habíamos explicado que así es como nosotros venimos usando desde hace siglos la calabaza. Hay testimonios vivos desde lugares de Galicia hasta Guadalajara y sus descendientes siguen hoy el mismo rito. Aunque el éxodo rural masivo a nuestras principales ciudades entre el XIX y el XX fue un varapalo para esta tradición y otras podemos decir que mientras esta siga viva no tiene sentido recurrir  a fórmulas neopaganas (y sobre todo de inspiración foránea). ¿Qué se hacía entonces? ¿Qué hacemos ahora? Se vacía la calabaza simplemente para colocar una vela que porte el fuego, la luz, que ilumine a las ánimas. Hasta no hace mucho se colocaba no solo en el hogar sino también en los caminos, no hay que olvidar que la llegada de la electricidad fue algo bastante reciente. Y en algunos lugares todavía se encienden hogueras. Prosigamos.
Comienzan a leer y en seguida observamos que el Halloween está teniendo un calado importante aunque no determinante en el mundito mental de nuestros niños. Incluso el más gamberro que te venía a preguntar previamente como se escribía tal o cual motosierra en cuanto reposaba te lo encontrabas escribiendo sobre una serpiente que vivía en una cueva y que todos cuantos la miraban se convertían en piedra. La serpiente, vaya sorpresa, importante en el cuerpo legendario galaico especialmente. Le preguntas si alguien le había contado antes esa historia y te dice que no, conociendo a sus padres tampoco te parece probable. Dejamos entonces que vayan contando sus historias aunque encontramos nuestro momento para hacer un alto en la penumbra y recordar ese o esos misterios que nos tuvieron en vilo toda la semana…(Inducidos por el maestro y/o por hechos difícilmente explicables- de esos que siempre se le escaparán a la ciencia). Entramos de lleno en la oralidad y en el subconsciente. Es más, todo lo que sucede a continuación nos hace sospechar que entramos en capas más profundas estamos que se acercarían al corazón del subconsciente colectivo. Llegados a este punto hemos registrado cuestiones realmente sorprendentes. (De todo lo observado durante años cabría pensar que a través de los niños emergen fuerzas de seres y animales de los que incluso en clase no habíamos hablado que pertenecerían a esa memoria ancestral todavía latente en nuestra cultura popular). Son unos minutos muy apasionados en los que ellos sienten emociones realmente intensas, en los que todo transcurre entre la fantasía y la leyenda vividas con absoluta realidad. ¿Los relatos? Ninguno de nosotros recuerda ya donde quedaron… Traeremos aquí solo algunos de estos recuerdos imborrables (no solo para ellos, también para nosotros). ¡Atención!:
Niños que de pronto se convierten en lobo simultáneamente y ante la estupefacción del maestro que además nunca les había hablado del rey de los cánidos…Esos aullidos… todavía hoy escuchamos su eco…Niños que se enfrentaron esa misma noche a vida o muerte con un lobo…(nos cuentan el sueño con toda suerte de detalles y en la total creencia de que había sido verdad, bastante alterados como podéis imaginar). Pero en tierras de lobos aunque el lobo siempre ocupará un papel central también suceden cosas algo más tranquilas…Al final acaba apareciendo alguna que otra niña que nos quiere revelar un secreto muy, muy especial: “Yo vi la cola de un hada”- ¿y cómo era?, ¿cómo era?…

Se enciende la luz
y vamos regresando…

*

Bibliografía y enlaces recomendados:

Julio Caro Baroja. Además os sugerimos las lecturas que vienen a continuación:

MARCO V. GARCIA QUINTELA (2001). Mitos Hispánicos (La Edad Antigua). Ed. Akal.
MARTÍN SÁNCHEZ, M. (2002). Seres míticos y personajes fantásticos españoles. Ed. Edaf.
CUBA RODRÍGUEZ, X.R. / MIRANDA RUÍZ, X. / REIGOSA CARREIRAS, A. (2006). Diccionario de los seres míticos gallegos. Edicións Xerais de Galicia.
BÉCQUER, GUSTAVO A. (2005). Leyendas. Ed.Cátedra.
LAÍNEZ, J.C. (2015). El paganismo explicado a los niños. Ed. Círculo Rojo.

La Forja y la Espada: http://gonzalorodriguez.info/
http://gonzalorodriguez.info/pervivencias-ancestrales-de-la-espana-magica/ (Artículo destacado).
Paseos Toledo Mágico: http://www.paseostoledomagico.es/el-origen-del-halloween-en-espana/ (Artículo destacado).
Revista de Folklore: http://www.funjdiaz.net/folklore/index_listado.php?an=2016
Los Portadores de la Antorcha: http://losportadoresdelaantorcha.com/
Celtiberia.net: http://www.celtiberia.net/es/inicio/
Maestros contra el Mundo Moderno: https://maestroscontraelmundomoderno.wordpress.com/2016/06/16/las-raices-historicas-del-cuento/ (Entrada destacada).

*

Feliz Día de la Hispanidad (II)

Y seguimos contra la Leyenda Negra y quienes la propagan.
Basta de falsedades históricas.

4083_hispaindios

En www.historiadelnuevomundo.com (también en facebook) encontraréis artículos tan amenos e interesantes como el que viene a continuación; artículos sencillos que tumban la Leyenda Negra en el primer asalto y que además nos desvelan como era en realidad ese Nuevo Mundo en ciernes. Pueden ser un buen punto de partida para comenzar a trabajar el que siempre será uno de los períodos más apasionantes de nuestra historia en el aula (6º de Primaria-1º de la ESO). Nosotros no somos de esos que se quedan de brazos cruzados esperando a que vuelva a haber libros de texto como dios manda y a que se pueda volver a enseñar HISTORIA.

http://www.historiadelnuevomundo.com/index.php/2013/03/leyenda-negra-los-espanoles-eran-enemigos-de-los-indigenas/