¡Yo sigo colaborando con el Ratón Pérez!

Enseñanza es planificación, ¡aunque de improvisación hay otro tanto!. En la facultad te enseñan a planificar esto, lo otro y lo de más allá y cuando llegas por fin a la escuela te encuentras con la realidad. Con cómo es una escuela realmente, con cómo es una jornada escolar y, sobre todo, con los niños en tooodas sus dimensiones. Muchas cosas suceden y se suceden a lo largo de la jornada escolar…¡Muchas!. En Educación Infantil y Primaria entre las edades del alumnado, lo académico y los extras ¡el ritmo es realmente frenético!. ¡Hoy en medio de clase, en plena faena, ha caído un diente! Emoción para todos los canis y oportunidad para saludar brevemente a estos padres, sobre todo ahora que estamos empezando y aún no los conozco. Y, bueno, si les hablamos constantemente a los niños de reutilizar para contaminar menos ¡nada mejor que aprovechar la oportunidad para predicar con el ejemplo!.

Silvana de Prado

*

72127194_747752765657714_6600693099851153408_n

71018384_747752822324375_276819897881722880_n

LAS CESTAS DE OTOÑO

 

¡Preparando nuestras Cestas de Otoño! (Última fase). Actividad transversal entre Ciencias Naturales y Plástica que les encanta. Tras haber seleccionado y recolectado algunas hojas y frutos del Otoño con sus familias los clasifican y organizan en clase conmigo. Y al final llega el momento que más les gusta, el más esperado, cuando hacen sus virguerías con el pincel, ¡es su toque artístico personal!. Todo hecho por ellos y a buen ritmo…¡¡Muy orgullosa de mi tropa de 6 a 9 años!!.

46479581_1938402766456474_3383039052071567360_o

46736788_1938402789789805_2983675731415924736_o

Silvana de Prado

*

*EL MAGOSTO*

46429141_1935052383458179_7432576987471806464_o46423693_1935052506791500_1155960696479940608_o

Mientras unos todavía dábamos clase otros prendían la lumbre o montaban los juegos de esta fiesta tradicional que aún fortalece nuestros lazos, como cada año, como otrora.

¡Cucuruchos preparados para compartir sus castañas con las del resto de los compañeros y con los profes!. Juegos populares tan divertidos como el “Tiracastaña” (en imagen, ¡la boca muy grande pero a ver si atinas desde lejos!) o “El baile de la castaña” (¡que hay que tener mucho arte que no caiga!)… ¡Uno de los mejores momentos del curso, siempre!.

 

Silvana de Prado

 

*

¿Conoces EL RINCÓN DEL NAVEGANTE DE SILVANA DE PRADO? ¡Es mi otro blog! ¡A punto de cumplir los dos años de andadura!

Navegando por mi Rincón del Navegante encontrarás Arte y Literatura ~ Historia ~ Patrimonio ~ Naturaleza ~ Arqueología ~ Mitos y Leyendas…Y mucho más. Cosas que parten del aula y cosas que podrían interesar en el aula… Hay vida más allá del currículum y no importa la edad. Si puedes llevar a los niños al Museo del Prado para que contemplen los lienzos en directo, y a través de ellos, no te conformes con uno de esos libros flitrados en todos los sentidos, normalmente infantilizantes (algo muy propio de la modernidad). ¡Los niños también pueden acceder a las fuentes directamente!. Padres y maestros transmitiendo nuestros gustos e intereses a los niños, sintiendo cómo ampliamos sus posibilidades de conocimiento, su horizonte en el saber… Para mí es de lo más bonito que existe en la humanidad. ¿Te has perdido alguna entrada de mi Rincón del Navegante? ¡Si no lo conocías te invito a entrar!… Además de Maestros contra el Mundo Moderno este es mi otro blog:

torredeherculestres (1)

heracleion

Silvana de Prado

*

UNA PUERTA AL OTOÑO Y AL SAMAÍN .: ¡EL CÓMO SE HIZO!

Por Silvana de Prado

Antes de ponernos a dibujar, colorear y recortar, hablamos un poco del Samaín; de su significado y protagonistas significativos, de cómo lo hemos venido celebrando hasta ahora en el mundo rural (a partir de fuentes etnográficas y de la tradición oral) y recordamos qué cosas han estado haciendo durante esas semanas en clase y en la escuela por y para el 31 de Octubre . En otras ocasiones ya he apostado por el dibujo, y manual, antes que el dibujo en serie que se descarga e imprime desde el ordenador. ¡Muchas son las ventajas!. La decoración de esta puerta la llevó a cabo el alumnado de “Primer Ciclo” de Educación Primaria a partir de mis dibujos-modelo en la pizarra. ¡Sí, señores y señoras!. El Samaín es una fiesta de Otoño. Por ello, este es su marco. Les dibujo en la pizarra modelos simplificados de hojas de nuestra principal flora autóctona de hoja perenne y hoja caduca (roble, castaño…) y luego les muestro la correspondencia real en las ramas que ellos trajeron. También, de forma esquemática, esbozo para ellos algunos de los personajes y objetos principales que ha venido recogiendo nuestra tradición oral y la literatura en torno a esta fiesta, tan importante en nuestra cultura: las brujas (meigas), los espíritus de las lavandeiras, los duendes (trasno, sobre todo, que es el que más ha trascendido en la cultura gallega. Con su reflejo en la lengua: del niño revoltoso e inquieto se dice que es un trasno, también lo encontramos en la expresión habitual facer trasnadas, hacer travesuras) y la calabaza (símbolo y recipiente del fuego y de la luz). Siempre la he diseñado como actividad transversal entre Ciencias de la Naturaleza y Plástica (recogida de hojas con la familia fuera de la escuela y un par de sesiones en el aula); siempre con muy buenos resultados. Esta fue nuesta puerta a este mundo mágico, fantástico e invisible este curso. ¡Espero que os haya resultado interesante!. Aunque al comienzo siempre les explico qué es el Samaín y qué es el Halloween, como se puede apreciar, al final, la influencia del Halloween es palpable. Es inevitable, está en todas partes. Ahora preparando ya el Magosto, ¡¡nuestra segunda fiesta del Otoño!!, y algo más…

 

45069621_1927392024224215_7191330276478287872_o

 

*

LA NOCHE DE ÁNIMAS O DIFUNTOS (Cuatro microrrelatos de Samaín en el aula)

Por Silvana de Prado

IMG_20181030_135313

No sabemos cómo sucede pero en el Samaín, igual que durante el Carnaval, sentimos una inexplicable sensación de mayor libertad; en todos los sentidos. La imaginación, la magia, lo onírico ¡y hasta el disparate! si encajan en algún momento del año es, precisamente, durante estas fechas. Cada uno de nosotros, y cada niño, parece expresarse de una forma más pura a través de algún rasgo más o menos conocido de su propia personalidad: con una gran belleza, de forma extremadamente divertida, ¿completamente terrorífica? ¡También!… Hoy me enteré, por ejemplo, de que llevaba en mi dedo el anillo del mismísimo Jack Sparrow ¡y no me había enterado! (Estos niños… Jajaja).

“Anoche, en casa, después de cenar y ver un rato la tele, te fuiste a tu dormitorio. Estaba muy oscuro y en silencio. Cuando encendiste la luz ¡encontraste a un duende durmiendo en tu cama!…” ( Mi propuesta para niños y niñas de 6 a 9 años y, a continuación, cuatro de sus mejores microrrelatos que compartiremos mañana durante el día más importante en torno al Samaín dentro del aula. Sin faltas ortográficas, las corregí para facilitar vuestra lectura; conservé, eso sí, su expresión natural infantil ) ¡Ahí vamos! :

« Y me desperté. Y me asusté. Pero descubrí que era muy bueno. Entonces sonrió y me dijo: -“Hola, soy un duende, he salido de un cuento y he acabado aquí. Necesito volver”. Entonces yo le dije: -“Claro”. Y él me dijo: -“Tenemos que encontrar una montaña”. Tuvimos que coger un telescopio para ver la montaña. Cuando la vimos allí estaba el cuento. A mí me dejó entrar. ¡Cuando salí me fui muy contenta a la cama! ».

« Y lo eché. Me dormí y al rato…¡Volvía a estar en mi cama!. Cogí una raqueta y le di en la cabeza. Se quedó en el suelo y se convirtió en un zombi y me quería comer el cerebro. Escapé pero ¡se convirtió en un lobo!. Corrí mucho, me mordió el culo y me dolía mucho y no tenía un ojo el lobo. Llamé a la policía pero…¡ahhh…Se comió a los polis!. Estaba en el bosque y me cagué. Se convirtió en hombre lobo y mi calabaza le seguía. Les di con un bate de béisbol y vino un loco borracho con una lanza. Me disparó pero falló y ese día me cagué aún más ».

« Me asustó mucho y salí de mi habitación. Corrí y cerré la puerta muy fuerte y se atascó. Menos mal. Después me fui al sofá para poder dormir pero al rato siguiente me chupó la cara y me dio un infarto. Y fin ».

« Después abrí la puerta de la habitación y había una sombra. Esa sombra parecía de una bruja. Tenía mucho miedo. Después fui a la habitación de mis padres para ver si estaban despiertos y ya no había nadie. ¿Habría escapado por la ventana? No sé si estarán en la sala. Después vi un zombi que me quería comer el cerebro y tenía cuarenta ojos y un cerebro enano. Llamé a mis padres y estaban como una roca. Después apareció el duende en el baño, estaba robando el dinero escondido. Después apareció un amigo mío y cogí un bate de béisbol y la tapa de la basura. Con mi amigo nos protegimos. Con el kétchup. Y dije: – “¡Aaaahhh!.  Continuará ».

 

Tremendos, ¿¡verdad!?

 

*