¡V A C A C I O N E S!

El menú actualizado, a la derecha, y algunos contenidos también!. No dejes de visitar nuestro blog durante el verano. Quizá haya cosas que todavía no hayas visto, leído o escuchado…¡Esperamos que susciten tu interés y nos vemos a la vuelta!.

Anuncios

CADA GRANO DE ARENA CUENTA…¡PARTICIPA!

* El niño tiene que comer * A los niños no hay que tenerlos entre algodones, la infancia es el primer peldaño hacia el mundo adulto * Al nini ni agua * En casa se educa, en la escuela se enseña * Los niños deben asumir pequeñas responsabilidades en las tareas de la casa * A la escuela se va a aprender * Hay una ética y una estética que tanto padres como maestros debemos transmitir. Ser y Estar * Hay que saber decir NO y mantenerlo * “Hágale un regalo al maestro y al conjunto de la sociedad: Regálele límites a sus hijos”. (El niño sin límites será débil, infeliz y tenderá a la delincuencia). Nunca olvides que la pataleta del ahora contribuirá a su bienestar y bienfacer del mañana * ¿A dónde van los niños sin raíces? Al aeropuerto de Heathrow y poco más. A día de hoy no esperes por los libros de texto, que los niños conozcan nuestra cultura y nuestra historia depende de ti * Nada mejor que los niños educándose en el contacto y en el amor por la naturaleza * Ninguna tecnología podrá reemplazar a un buen maestro * Que no te engañen: Innovación no es sinónimo de éxito pedagógico * La formación específica del profesorado es importante, también la integral (cuerpo, mente, alma y espíritu) * Los padres y el conjunto de la sociedad deben respetar al maestro y su labor, a la escuela y su valor *

profeyo

¿TIENES ALGÚN ARTÍCULO, ALGÚN ENLACE O ALGUNA EXPERIENCIA PEDAGÓGICA TRADICIONAL QUE TE GUSTARÍA COMPARTIR EN NUESTRO BLOG?

Si es así y quieres colaborar con “Maestros contra el Mundo Moderno” escríbenos al correo electrónico que viene a continuación:

->>> silvanadeprado@gmail.com

PORTUGAL, ASIGNATURA PENDIENTE

En Portugal me pude conectar por primera vez con wifi en espacios públicos, cuando aquí todavía no sabíamos ni lo que era. En Portugal donde va que los niños hablan inglés casi con la misma fluidez que el portugués, además de estudiar desde pequeños francés o español. Y, sin embargo, nunca hemos tenido noticia de ello. ¿Por qué? Por un lado el pueblo portugués es un pueblo humilde y discreto, por otro, porque nuestros gobernantes rápidamente nos pusieron a mirar para el mundo anglófono (ajeno a nuestra cultura). Da gusto ir a Portugal y comprobar como nunca nos han dejado de admirar y da vergüenza como muchos de nuestros compatriotas a la mínima de cambio se dirigen a los portugueses con prepotencia y menosprecio (cosa que nunca harían en Reino Unido o Alemania). ¿Endofobia? Quizá. Lo digo con conocimiento de causa, además de recorrer Portugal como turista también tuve el placer de haber estudiado y vivido allí.  En fin, que muchos seguirán visitando el país luso para convencerse de lo “atrasado” que está Portugal en relación a nosotros. Afortunadamente, por su naturaleza, en conjunto, el pueblo portugués siempre irá un paso atrás en modernidad, por lo menos como nosotros la entendimos y entendemos. Yo allí todavía sigo siendo Professora Doutora, y tratada como tal.  Cuando lo conté muchos se rieron a carcajadas  y el “¡Por favor, qué ridículo! Lo atrasados que están…” no podía faltar. Bueno, pues mientras nosotros estábamos con la movida y el destape ellos estaban con Madredeus, y seguirán, adaptando(se) de forma gradual y selectiva al mundo moderno. ¿Sabías, por ejemplo, que el impulsor del proyecto casa-museo de António de Oliveira Salazar fue un candidato del PS (Partido Socialista portugués)? El PSOE jamás de los jamases haría algo así, aunque supusiera un beneficio para el pueblo en cuestión. Conocer Portugal y aprender de ellos sigue siendo una de nuestras asignaturas pendientes; espero que no por mucho tiempo.

A Vaca de Fogo (La Vaca de Fuego), Madredeus.

SÉ SÉ SÉ

Hasta no hace mucho sabías que estabas ante un grupo de niños cuando veías juegar a las tabas, a piedra-papel-tijera, a la mariola (también conocida como rayuela o tejo), saltar a la comba, jugar con la peonza, las chapas, las canicas, el aro, el yoyó o a los bolos… Cuando escuchabas pequeñas rimas, adivinanzas, retahílas y canciones…Y  ojo, también sabías que estabas en una escuela o en una atmósfera escolar. Siempre han sido expresiones inherentes a la esencia infantil, a la esencia escolar…¡No se podían perder!. No se podían perder… aunque algunos fuimos conscientes de que a medida que nos íbamos rodeando de cables (tecnologías) y de la obsesión enfermiza por el  ya “dios fútbol”* este tipo de hermosuras han ido apagando progresivamente en el ambiente. Hermosuras y riqueza. Toca agradecer, entonces, a todas y cada una de las familias, a todos y cada uno de los maestros, que a día de hoy y a título personal, siguen implicados en que sus pequeños todavía puedan seguir vibrando, y hacernos vibrar nuevamente, con nuestros juegos de siempre…

*¿Alucinasteis al ver ya a padres a puñetazo limpio en los partidos de fútbol de sus hijos? Esperad a leer nuestro próximo artículo sobre el fútbol en la escuela hoy…Os puedo anticipar que tengo un aviso colgado en el corcho que dice lo siguiente: “Me niego a perder un solo minuto de clase por conflictos que surjan por causa del fútbol (antes, durante o después)”…

Silvana de Prado

 

LAS TABAS

tabasdos

El origen de los juegos de azar con tabas se pierde y se confunde con el origen de nuestra civilización y es previo al desarrollo a los dados. En Roma, los dados eran muy conocidos, apreciados y utilizados; pero el juego de las tabas todavía cuenta con más arraigo y para comprenderlo hay que llegar hasta las raíces mismas de su origen y fin.

De la Astragalomancia a nuestro juego tradicional más atractivo. Qué tendrán las tabas que todos quieren jugar…

Inicialmente las tabas se empezaron a utilizar como objeto ritual para prever el tiempo y en rituales adivinatorios de carácter religioso. De aquí acabó desembocando en la forma que ha llegado hasta nosotros, siendo utilizadas de forma similar a los dados en juegos de azar. Su uso está documentado desde antiguo, y estuvo muy extendida. Ya en la época helénica eran bastante populares, y el mito griego de su creación cita a un dios egipcio como su creador. Lo cual nos da una pista acerca de que las tabas pudieron ser una influencia egipcia en Grecia. En Grecia y Roma eran instrumentos sagrados usados por los sacerdotes. Practicaban la Astragalomancia usando los huesecillos del astrágalo sobre los cuales trazaban algunas letras del alfabeto. Se echaban al acaso, como los dados, para hallar la respuesta. Otros materiales se utilizaron también en la Antigüedad: hueso, marfil, cristal, ágata o cristal de roca, de bronce, plata u oro. Así lo atestiguan piezas o fragmentos encontrados y que actualmente reposan en diferentes museos.

Las tabas hunden sus raíces en el origen de los tiempos…¿Una vía de contacto con nuestros ancestros?

En época romana los niños jugaban a las tabas lanzándolas y cogiéndolas en el aire como muestra de reflejos y habilidad. Los adultos jugaban a otra versión, en la que se utilizaban las tabas para apostar, arrojándolas de forma similar a los dados. Aunque también se decía que Sócrates habría andado con ellas por las calles de Atenas! Es impresionante como las tabas han conseguido llegar hasta nosotros y parece que todavía desprenden la misma fuerza…

El hallazgo de tabas de animal en tumbas y viviendas lacustres prehistóricas al lado de esqueletos infantiles, que seguramente fueron empleadas en juegos parecidos pasando a ser parte de su ajuar funerario para el más allá, es fascinante. Además de los restos arqueológicos, los textos históricos también revelarían algo más. Que el uso de los astrágalos (tabas), como medio de adivinación o como juego, no era algo relegado al pueblo llano y que tampoco era algo exclusivo de Grecia y Roma. A través de ellas se narraron partidas de Augusto, Genhis Khan las utilizaba y los pueblos germánicos y escandinavos también (Runas).  Todos los pueblos que emplearon las tabas lo recogieron de alguna manera en su expresión artística. Los vestigios más destacables se encontraron en Grecia y Roma (actualmente en museos de Italia y Alemania) aunque pienso que todavía quedan maravillas por descubrir…Sí, me vine con ese pensamiento tras mi visita a la necrópolis Vaccea de Las Ruedas en Valladolid.

Y bien…¿Qué es una taba entonces? Es simplemente un astrágalo, es decir, un huesecillo de las patas de las ovejas, corderos y carneros, que desde hace miles de años ha venido empleándose como oráculo o para jugar. A modo de curiosidad, en Grecia el juego llevaba el mismo nombre y por ello los arqueólogos a la escultura que representaba a una persona jugando a las tabas la denominan astragalizante. ¿Dónde se conseguían? Donde se matara al animal. Luego, en las ciudades, hasta no hace mucho tiempo en carnicerías. Ahí iban las niñas a pedir astrágalos, teniendo que limpiarlos antes de jugar. Continuemos, pues, con el juego en sí. Cada taba tiene 4 partes bien diferenciadas y hay un lado de la suerte. Hoyos (Es la cara que tiene un pequeño agujero en el centro) Llanas (Es la cara opuesta a hoyos y tiene una forma lisa) Picos (Cara que muestra algunas prominencias e insinúa la forma de la letra S) y Fondos (Cara opuesta a picos y tiene más lisa la superficie). En cuanto a estos 4 términos hay variantes cuyos orígenes nunca dejarán de ser interesantes pero esto quedará para otra ocasión.

¿Cómo se jugaba? ¿Cómo se juega? Aunque hay muchas modalidades, la más extendida es aquella en la que se utilizan cinco tabas. Antes era muy frecuente jugar a las tabas utilizando una canica (inicialmente de arcilla y luego de cristal) Ahí vamos. Cuatro de las tabas se arrojan al aire y se dejan caer al suelo. La quinta se irá lanzando hacia arriba y dejando caer. Mientras la taba está en el aire el jugador irá colocando las que están en el suelo primero en Picos, luego en Llanas, después en Hoyos y finalmente en Fondos. Así hasta conseguir pasar por todas las caras en todas las tabas. Gana el participante que lo consiga con menos lanzamientos, y como con todo lo difícil…con la ayuda de los dioses…¡Siempre!