LAS TABAS

tabasdos

El origen de los juegos de azar con tabas se pierde y se confunde con el origen de nuestra civilización y es previo al desarrollo a los dados. En Roma, los dados eran muy conocidos, apreciados y utilizados; pero el juego de las tabas todavía cuenta con más arraigo y para comprenderlo hay que llegar hasta las raíces mismas de su origen y fin.

De la Astragalomancia a nuestro juego tradicional más atractivo. Qué tendrán las tabas que todos quieren jugar…

Inicialmente las tabas se empezaron a utilizar como objeto ritual para prever el tiempo y en rituales adivinatorios de carácter religioso. De aquí acabó desembocando en la forma que ha llegado hasta nosotros, siendo utilizadas de forma similar a los dados en juegos de azar. Su uso está documentado desde antiguo, y estuvo muy extendida. Ya en la época helénica eran bastante populares, y el mito griego de su creación cita a un dios egipcio como su creador. Lo cual nos da una pista acerca de que las tabas pudieron ser una influencia egipcia en Grecia. En Grecia y Roma eran instrumentos sagrados usados por los sacerdotes. Practicaban la Astragalomancia usando los huesecillos del astrágalo sobre los cuales trazaban algunas letras del alfabeto. Se echaban al acaso, como los dados, para hallar la respuesta. Otros materiales se utilizaron también en la Antigüedad: hueso, marfil, cristal, ágata o cristal de roca, de bronce, plata u oro. Así lo atestiguan piezas o fragmentos encontrados y que actualmente reposan en diferentes museos.

Las tabas hunden sus raíces en el origen de los tiempos…¿Una vía de contacto con nuestros ancestros?

En época romana los niños jugaban a las tabas lanzándolas y cogiéndolas en el aire como muestra de reflejos y habilidad. Los adultos jugaban a otra versión, en la que se utilizaban las tabas para apostar, arrojándolas de forma similar a los dados. Aunque también se decía que Sócrates habría andado con ellas por las calles de Atenas! Es impresionante como las tabas han conseguido llegar hasta nosotros y parece que todavía desprenden la misma fuerza…

El hallazgo de tabas de animal en tumbas y viviendas lacustres prehistóricas al lado de esqueletos infantiles, que seguramente fueron empleadas en juegos parecidos pasando a ser parte de su ajuar funerario para el más allá, es fascinante. Además de los restos arqueológicos, los textos históricos también revelarían algo más. Que el uso de los astrágalos (tabas), como medio de adivinación o como juego, no era algo relegado al pueblo llano y que tampoco era algo exclusivo de Grecia y Roma. A través de ellas se narraron partidas de Augusto, Genhis Khan las utilizaba y los pueblos germánicos y escandinavos también (Runas).  Todos los pueblos que emplearon las tabas lo recogieron de alguna manera en su expresión artística. Los vestigios más destacables se encontraron en Grecia y Roma (actualmente en museos de Italia y Alemania) aunque pienso que todavía quedan maravillas por descubrir…Sí, me vine con ese pensamiento tras mi visita a la necrópolis Vaccea de Las Ruedas en Valladolid.

Y bien…¿Qué es una taba entonces? Es simplemente un astrágalo, es decir, un huesecillo de las patas de las ovejas, corderos y carneros, que desde hace miles de años ha venido empleándose como oráculo o para jugar. A modo de curiosidad, en Grecia el juego llevaba el mismo nombre y por ello los arqueólogos a la escultura que representaba a una persona jugando a las tabas la denominan astragalizante. ¿Dónde se conseguían? Donde se matara al animal. Luego, en las ciudades, hasta no hace mucho tiempo en carnicerías. Ahí iban las niñas a pedir astrágalos, teniendo que limpiarlos antes de jugar. Continuemos, pues, con el juego en sí. Cada taba tiene 4 partes bien diferenciadas y hay un lado de la suerte. Hoyos (Es la cara que tiene un pequeño agujero en el centro) Llanas (Es la cara opuesta a hoyos y tiene una forma lisa) Picos (Cara que muestra algunas prominencias e insinúa la forma de la letra S) y Fondos (Cara opuesta a picos y tiene más lisa la superficie). En cuanto a estos 4 términos hay variantes cuyos orígenes nunca dejarán de ser interesantes pero esto quedará para otra ocasión.

¿Cómo se jugaba? ¿Cómo se juega? Aunque hay muchas modalidades, la más extendida es aquella en la que se utilizan cinco tabas. Antes era muy frecuente jugar a las tabas utilizando una canica (inicialmente de arcilla y luego de cristal) Ahí vamos. Cuatro de las tabas se arrojan al aire y se dejan caer al suelo. La quinta se irá lanzando hacia arriba y dejando caer. Mientras la taba está en el aire el jugador irá colocando las que están en el suelo primero en Picos, luego en Llanas, después en Hoyos y finalmente en Fondos. Así hasta conseguir pasar por todas las caras en todas las tabas. Gana el participante que lo consiga con menos lanzamientos, y como con todo lo difícil…con la ayuda de los dioses…¡Siempre!

Anuncios

EL QUIJOTE

“Un maestro lúcido con El Quijote en las manos puede hacer mucho más que cualquier plan educativo” Arturo Pérez-Reverte.

Sobre nuestro más insigne escritor os tenemos que recomendar el enlace que viene a continuación… ( entrega)

*

elquijote

CULTIVANDO LA NOBLEZA DEL ALMA DESDE LA TIERNA INFANCIA

La nobleza está en el alma y los modales no son más que la expresión externa de una riqueza espiritual interna”. Manual de Urbanidad y Buenas Maneras,  Manuel Antonio Carreño (1ª ed., 1868).

asiento

“DEL EDUCADOR Y SU ESENCIA”

steineruno

El Educador irradia e imprime una energía propia en el grupo. Encarna además unos valores fundamentales que deben regir su conducta en todo momento, convirtiéndose así en un referente para los alumnos. De suma importancia son estos dos primeros aspectos que ya refrescaba Steiner un siglo atrás. Aspectos que hablan de la necesidad de un cuerpo, una mente, un alma y  un espíritu integrados en la figura del Educador, dimensiones irrenunciables para conseguir el que nunca dejará de ser el fin último de la Educación: La formación integral del alumnado.

El periodo oscuro en que vivimos, como era de esperar, iba a concentrarse en lo menos espiritual (tercer y último aspecto). Tanto es así que de nuestras facultades salen hace décadas un montón de educadores cuya formación gira apenas alrededor de la información, ahora a través de las nuevas tecnologías. En los 90 a algunos ya nos fueron intentando colar eso de que nuestra función principal tendría que ser buscar, gestionar y ofrecer información a los alumnos como si de una suerte de animadores o punto de información turística estuviéramos hablando (…) Sólo hay que ver, por ejemplo, qué es lo que se valora en las pruebas de acceso a la docencia o cómo ya no se escucha a los más jóvenes hablar de aquellos maestros o profesores que dejaban huella…Esta tendencia imparable y en la que nos encontramos inmersos pronto llevará a cuestionar la necesidad del educador…Pensamientos como “si la mayoría de nuestros hogares ya tienen internet, si los bebés ya nacen manejando tablets”…no tardarán en aparecer, si es que ya no lo están haciendo. En definitiva, quienes hayan aceptado ser educadores con minúsculas acabarán su aséptico camino menguados y reemplazados por las máquinas. Tiempo al tiempo. Lo que está claro es que a estas alturas de la película esta reflexión ya no suena a ciencia ficción (…)

En cambio, aquellos que hayan llegado hasta la Esencia misma de la Educación, y hayan comprendido lo que pueden y deben aportar a la sociedad, se mantendrán imperturbables en las coordenadas de su más elevado propósito. Como ya habrían hecho tantos otros en el devenir de la Historia. Este es el único camino posible y fructuoso para aquel que algún día será Educador y para el conjunto de nuestra sociedad.

 

LOS NIÑOS TIRANOS NO NACEN, SE HACEN

Luego, todos pidiendo armas para el Hermano Mayor delante del televisor…

nenonocome

A finales de los 80 y comienzos de los 90 muchos padres jóvenes dejaron de mirar para sus propios padres y abuelos como referente educativo del que partir a la hora de educar a sus hijos. Gran error.

Pasaron a depositar su confianza en literatura barata como la que leeréis en breves momentos. Estos folletines comienzan a escribirse al margen del abecé de la Pedagogía y por gentes con escasa formación pedagógica. Comienzan a colarse en los medios de comunicación, hecho que les dio cierto crédito, y desde que llegó internet cualquiera de estas chorradas aparece antes que el mismo Piaget en el motor de búsqueda sobre Educación (!). El mayor desastre sucedió cuando estos postulados fueron escogidos como cuerpo central de la LOGSE (1990), con claridad la peor ley de Educación que ha tenido nuestro país en toda su historia y de la que aún tardaremos en recuperarnos. Pero esto lo dejaremos para otra ocasión. A continuación, y ya sin más dilación, una de tantas perlas que nos ha legado la pedagogía moderna o blanca…

Trata de solucionar juntos el problema. (¡Risas!). ¿Ha tirado la comida? (Así que esas tenemos, ¿eh?). No le gusta lo que le has servido (Qué malos padres, debéis mejorar y cuidar cada detalle, ¡uf!. Igual esto ya le ha traumatizado…¡Risas!). Busca hacer una negociación (¡Risas!), «puedes comerte solo la mitad y después levantamos juntos lo que has tirado» (¡Risas!). Cuando son pequeños muchos de los enojos surgen a partir de la frustración de no poder expresar o realizar algo en particular (¡Risas!), en este caso podemos decir ¿te ayudo a alcanzarlo? (¡Venga ya!) ¿quieres que te muestre como hacerlo? (El desparrame)”.

(Silvana de Prado)

CUANDO LA ENSEÑANZA TIENE SU MAGIA: MOMENTOS MÁGICOS EN EL AULA (1º), “DE LA EDUCACIÓN Y SU ESENCIA V”

Comienza a sonar esta canción… y de pronto todos los niños sienten que están dibujando mejor la villa medieval, emergiendo así el entusiasmo en el grupo. Si realmente es así lo comprobaré una vez recoja y examine los trabajos, pero a priori ese estado mágico en el que estuvieron imbuidos mientras realizaban la actividad ya les habría llevado a desplegar un sinfín de potencialidades. Cuando la clase está a punto de acabar una alumna se me acerca, tan contenta como sorprendida, para contarme y mostrarme como según yo había comenzado a acompañar el tema por encima, con mi propio instrumento, ella había conseguido realizar la parte más difícil del dibujo; y más tarde comprobaría de qué manera. Al final era cierto, todos lo habían hecho considerablemente mejor. Como también era cierto que esta alumna, por haber conectado además con su maestra, había obtenido los mejores resultados posibles…